Trastornos de la personalidad III

Trastorno de la personalidad por evitación

Es una afección psiquiátrica en la cual una persona tiene un patrón vitalicio de sentirse muy tímida, inadecuada y sensible al rechazo.

Causas La causa de trastorno de la personalidad por evitación se desconoce. Los genes o una enfermedad física que cambió la apariencia de la persona pueden jugar un papel. Aproximadamente el 1% de la población padece este trastorno.

Síntomas Las personas con trastornos de la personalidad por evitación no pueden dejar de pensar en sus propias limitaciones y establecen relaciones interpersonales con otras personas sólo si creen que no serán rechazadas. La pérdida y el rechazo son tan dolorosos que estas personas prefieren estar solas antes que arriesgarse a tratar de conectarse con otros. Una persona con el trastorno de la personalidad por evitación puede:

  • Ser fácilmente lastimada cuando la gente la critica o la desaprueba.
  • Refrenarse demasiado en las relaciones íntimas.
  • Ser renuente a involucrarse con la gente.
  • Evitar actividades o trabajos que impliquen contacto con los demás.
  • Ser tímida en situaciones sociales por miedo de hacer algo mal.
  • Hacer que las dificultades potenciales parezcan peores de lo que son.
  • Mantener el punto de vista de que no son buenas socialmente, no tan buenas como los demás, o que son poco atractivas.

Pruebas y exámenes El trastorno de la personalidad por evitación se diagnostica con base en la valoración psicológica que evalúa los antecedentes y la gravedad de los síntomas. Tratamiento La psicoterapia se considera el tratamiento más efectivo para esta afección. Le ayuda a las personas con este trastorno o ser menos sensibles al rechazo. Los antidepresivos se pueden utilizar como complemento.