El rol del nutricionista

Actualmente el Nutricionista se desempeña en tres grandes áreas, atención primaria, administración de servicios de alimentación y clínica, pero no son las únicas. Atención Primaria se refiere al desempeño del Nutricionista en consultorios o centros de salud familiar (CESFAM), dentro de los cuales el Nutricionista no sólo debe entregar atención dietética y dietoterapéutica (consulta) sino que también debe planear y realizar programas educativos para usuarios del consultorio y otros miembros de la comunidad como en jardines infantiles, escuelas, etc.

La importancia del Nutricionista en esta área es que permite prevenir enfermedades relacionadas con la nutrición como las enfermedades crónicas no transmisibles (ECNT), malnutrición por déficit o exceso, etc. por medio de la consulta nutricional y también permite entregar conocimientos y herramientas a la población sobre ECNT, entre otros temas relacionados con la nutrición por medio de programas educativos. Administración de Servicios de Alimentación y Nutrición (SAN) es la gestión de un servicio de alimentación (casino), pero principalmente los de clínicas y hospitales, ya que por norma deben contar con Nutricionistas, no así los casinos de colegios o empresas, por ejemplo.

El Nutricionista es el profesional más apto para administrar un SAN ya que tiene conocimientos de higiene y control de alimentos, de control de calidad, de administración, asi como de nutrición, fisiología, fisiopatología, dietética, dietoterapia, etc., los que son necesarios para conocer mejor los procesos y entregar una mejor alimentación que permita mantener o recuperar un peso aceptable de la población usuaria. En el área Clínica el Nutricionista debe determinar el régimen que debe (o puede) recibir un paciente considerando su patología, sintomatología, tolerancia, estado nutricional, gustos, etc. Si bien es el médico quien prescribe, el Nutricionista es el profesional especializado. La importancia reside en que la alimentación y el estado nutricional inciden en la respuesta al tratamiento, sobrevida, riesgo de complicaciones, etc. Además se puede trabajar en docencia, investigación, empresas privadas entregando asesorías en temas nutricionales (tanto para sus trabajadores, como para entregar información a clientes, programas de RSE como Vida Sana en la Empresa, o para desarrollo de productos, etc).

También existe la nutrición enfocada al deporte o deportiva, la cual aún no está muy desarrollada en Chile. Además existen centros especializados en distintas patologías o desórdenes (como la obesidad y sus complicaciones, desórdenes alimenticios o adicciones, desnutrición, etc), para lo cual es necesario contar con Nutricionistas. Como la alimentación es un tema trascendental para la población independiente de su sexo, edad, etc., no solo porque es fundamental para la vida sino también para prevenir malnutrición por déficit y por exceso, así como prevenir otras enfermedades asociadas a la alimentación como las ECNT, carencias de nutrientes específicas, etc. Así como la nutrición es un tema amplio y básico, el campo laboral también lo es.